Todos invierten

Fondos de inversión: lo que debes saber para invertir

Fondos de inversión: lo que debes saber para invertir
Home Todos invierten

Fondos de inversión: lo que debes saber para invertir

Por: bvc

Los inversionistas exitosos tienen una característica en común: diversifican sus inversiones. Esto quiere decir que nunca "colocan todos los huevos en la misma canasta". Uno de los mecanismos para lograr esto es a través de los fondos de inversión

Un fondo es un grupo de valores como, por ejemplo, acciones o bonos de deuda. En otras palabras, es un conjunto de canastas administrado por una entidad como un banco o una comisionista de bolsa. Pero ¿cómo funcionan los fondos? A continuación te contamos todo lo que debes saber para utilizar este vehículo de inversión.     

 

El potencial de rentabilidad de los fondos de inversión

Como en cualquier inversión, existe un riesgo asociado a la misma. Esto implica que, así como se puede generar un retorno, es posible perder valor. Sin embargo, los fondos de inversión pueden estar compuestos por activos muy diversos que determinan un nivel de riesgo distinto. 

Por ejemplo, si un fondo está integrado por bonos de deuda que son de renta fija, es decir, que comprometen un retorno para el inversionista, el riesgo es muy bajo. Si, por el contrario, el fondo se compone de acciones de empresas de industrias volátiles, el riesgo es mucho mayor y la renta será variable. 

¿Cómo se debe evaluar el riesgo y la rentabilidad de los fondos de inversión?

La gran ventaja de los fondos de inversión es que ofrecen portafolios compuestos. En otras palabras, a través de este vehículo un inversionista se diversifica; puede invertir en divisas, bonos de deuda pública y acciones de una aerolínea al mismo tiempo. De esta forma, el riesgo se atomiza y la renta potencial, en promedio, será mayor. Por ejemplo, si la divisa en la que invertiste, pierde valor, podrás compensar esa pérdida con el bono que genera una renta fija. 

Al tratarse de vehículos de inversión un poco complejos, los fondos de inversión son administrados por especialistas. Su trabajo no solo es identificar las mejores opciones en los mercados financieros, el servicio que prestan consiste en presentarle a los inversionistas el ROI (Retorno de la inversión) potencial. Por supuesto, se trata de proyecciones que dependiendo de los activos que integren el portafolio, pueden cambiar.

De ahí la importancia de definir la distribución de la inversión. Esto es, por ejemplo, qué tanto se quiere colocar en renta fija y qué tanto en renta variable. Quien tiene la última palabra es por supuesto el inversionista. Por eso, es  importante informarse y determinar claramente qué tanto riesgo se está dispuesto a asumir.      

Si ya he invertido, ¿cómo puedo mejorar la rentabilidad? 

Invertir en fondos de inversión y pagarle a un administrador a través de una comisión, tiene ventajas. La primera es que el inversionista debe "saber en todo momento qué contiene su canasta y los resultados de la gestión" (Nevarez, 2019). Saber cómo se comporta la inversión te permitirá tomar decisiones en tiempos oportunos.

Así por ejemplo, si el “Portafolio A” no está dando los resultados que esperabas, seguramente el banco o la comisionista de bolsa podrá ofrecerte un “Portafolio B”. Pero como cualquier decisión de este tipo, los fondos de inversión se guían por indicadores económicos y financieros. Entre más clara y más oportuna sea la información, mejores decisiones podrán tomarse. Parte del trabajo de los administradores es también aconsejar a los inversionistas en ese sentido. 

Anticiparse a los movimientos del mercado financiero y de la economía en general es imposible. Sin embargo, lo que sí se puede hacer es prepararse, prever escenarios y tomar decisiones que mitiguen el riesgo. Así se aumentan las posibilidades de crear valor. Los fondos de inversión se dedican a eso. De tal forma que, si piensas invertir, quieres diversificar y asesorarte en la decisión, este vehículo es una gran opción para ti.

También puedes leer