Todos invierten

Convierte tu presupuesto familiar en un fondo de inversión en 7 pasos

Convierte tu presupuesto familiar en un fondo de inversión en 7 pasos
Home Todos invierten

Convierte tu presupuesto familiar en un fondo de inversión en 7 pasos

Por: Alejandra Gómez

 ¿Eres de los que llega a final de mes sin dinero?

¿Te toca sacrificar unos gastos o pagos para darte algunos gustos?

¿No entiendes en qué se te va la plata? 

Es la hora de crear un presupuesto familiar que se convierta en un plan de inversión en lugar de un fondo de ahorros. ¡Invertir es el nuevo ahorrar!

¿Un presupuesto? Suena aburrido, sin embargo, el objetivo de un presupuesto familiar más que controlar lo que gastas, es darte una ayuda para aprender a usar el dinero en tu favor y no al contrario.

¿Qué es un presupuesto familiar?

Un presupuesto es un plan, una guía que permite identificar oportunidades de ahorro o excedentes que puedes invertir para tener más provecho de sobre los ingresos que tenemos, bien sean propios o familiares.

La tranquilidad financiera es clave para cuidar de la calidad de vida propia y familiar, así que, piensa en la economía familiar como lo harías si tuvieras que administrar un negocio. 

¡Acuérdate de que invertir es el nuevo ahorrar! ¡Deja de posponer la rentabilidad de tus finanzas!

Te comparto 7 pasos que he seguido para hacer de mi presupuesto familiar un verdadero fondo de inversión que ha hecho que el dinero se multiplique en lugar de estancarse, ¡es todo lo que necesitamos!

  1. Crea una LISTA DE INGRESOS

Enumera los ingresos para saber que tienes varios tipos de ingresos

Por ejemplo, no  todos los ingresos siguen la misma periodicidad: hay algunos que son variables y/o esporádicos y no por eso debemos omitirlos. Incluyen pagos extras al salario o ingreso habitual, bonificaciones o comisiones, entre otros. 

Y en esos casos lo que hago es asignarles valores aproximados que se ajusten a la realidad. Como tomar un promedio para cada tipo de ingreso. 

También, incluye otros datos fijos que afectan los ingresos como los intereses de las tarjetas de crédito. 

  1. Identifica y clasifica tus gastos:

Identifica en qué gastas el dinero. Gastarlo es más fácil que ganarlo, y es muy triste cuando llegamos al cierre del mes sin $50 pesos. 

Entonces, en mi búsqueda por aprender cómo manejar mejor el dinero de mi hogar, me di cuenta de que saber administrar el dinero no requiere estudios sofisticados en finanzas, administración y contabilidad; tan solo se necesita: orden. 

Sí, algo así como mantener ordenado el clóset en donde se guarda la ropa con el fin de encontrar lo que necesitas cuando lo buscas. 

¡Fácil! :D

Aprendí, por ejemplo, que hay que diferenciar entre gastos fijos obligatorios, gastos ocasionales y gastos vinculados a la temporada.

Por ejemplo, los gastos fijos obligatorios son los que tienes que pagar cada mes, sí o sí, como la renta o los servicios públicos. 

Los gastos obligatorios pueden aparecer de manera mensual, bimestral, trimestral o semestral, y como cada plan de gastos es diferente y debe incluir el detalle particular de tu familia.

Los gastos ocasionales o los que están vinculados a las temporadas suelen ser mayores si tienes nuevos propósitos, celebras las fiestas, quieres viajar más o tienes hijos. Todo esto hará que el presupuesto se vea alterado en temporadas de vacaciones o final de año, por ejemplo. 

Hay que tener presentes todas estas consideraciones, porque te dan herramientas para que ningún gasto te sorprenda.

¡Pilas! Puede confundirnos que muchos de los gastos que vemos como ocasionales también son variables

Parece imposible establecer un monto para estos gastos, así que, empieza con un valor aproximado sin ser demasiado preciso, esta es una de las razones por las que debes crear un presupuesto familiar. 

A mediano plazo podrás analizar el comportamiento de tus finanzas y asignar valores cada vez más precisos a esos gastos variables.

¡Por favor! Lleva contigo una pequeña libreta para que apuntes cada uno de los gastos que haces en un día, te darás cuenta que de $50 pesos en $50 pesos se arman fugas que nunca detectamos.

  1. Ajusta gastos y establece reglas:

Al tener una lista clara de gastos es más fácil identificar fortalezas y cosas para mejorar. No se trata de meterte en una camisa de fuerza y limitarte, hay que verlo como una oportunidad para darle más valor a lo que compras, sabes cuáles gastos eliminar y cuáles ajustar.

¡Vamos a lograr que tú domines el dinero y no al contrario!

Ajustar gastos también tiene que ver con establecer reglas claras, por ejemplo, el manejo de las tarjetas de crédito, elegir montos máximos, cancelar tarjetas innecesarias y unificar gastos. Este ejercicio de planeación financiera vincula a todas las personas de tu familia.

Si tienes varias tarjetas de crédito en tu familia haz una lista de pros y contras de cada una y elige la que te ofrezca beneficios y tasas de interés que se adapten mejor a tus necesidades, si vas a tener más de una activa entonces ten muy claro la razón de ser de cada una, elige modos de pago para cada tipo de gastos. 

Cuando difieres un pago a un número muy elevado de cuotas es posible que pierdas de vista el valor real que estás pagando, así que evítalo siempre que puedas y ten claras las reglas sobre los avances en efectivo, estos pueden ser útiles en caso de emergencia pero siempre será mejor si los limitas a lo mínimo posible.

  1. Identifica las deudas:

Uno de los beneficios del presupuesto familiar es tener claridad para planear el pago de deudas. Aquí hay que considerar las deudas de la misma manera en que se miran los gastos, pueden tener diferentes rangos de tiempo así que esto será similar a clasificar los gastos.

Cuando termines el presupuesto podrás proyectar el pago tus deudas de una manera realista y eso ayudará a alcanzar la estabilidad financiera ideal.

  1. Establece tus metas:

Hay una diferencia entre sueños y metas. Por eso, es más fácil cumplir metas que alcanzar sueños :)

Al definir metas familiares tendrás la motivación para crear un presupuesto familiar, por eso, es mucho más que una estrategia económica o un plan para manejo de dinero, se trata de un esfuerzo en equipo con objetivos compartidos.

Sí, esto suena acartonado y como aburrido, pero te aseguro que cuando estás en sintonía con tu familia sobre el destino del dinero “ahorrado” será más fácil lograr las metas y cumplir sueños. 

No se trata de renunciar a metas, más bien de proyectarlas de manera realizable.

Clasifica tus metas en categorías, por ejemplo:

  • Corto plazo (menos de 6 meses)
  • Mediano plazo (hasta 5 años)
  • Largo plazo (de 5 a 20 años)
  1. Define tus metas de ahorro:

Aquí es donde identificamos el potencial de tu presupuesto familiar como fondo de inversión. Trabajas sobre la base de que los gastos no pueden superar el 85 % de los ingresos, mantén un porcentaje para gastos de emergencia que puede ser entre 2% y 5% y, al final, tendrás entre el 10 % o 13% destinado para invertir. 

Proyecta el “ahorro” y cámbialo a una inversión. 

  1. Evaluación del presupuesto y planificación de Inversión

El presupuesto familiar es una guía, no debe ser estático; al iniciarlo notarás que será necesario hacer cambios y la mejor manera de hacerlo es poniendo un periodo de prueba. Haz revisiones mensuales sencillas y cada 6 meses evalúa todo detalladamente.

Así, puedes concretar qué tanto puedes ahorrar invertir, mantén en el presupuesto un porcentaje exclusivo de ahorro inversión, esta es una manera avanzada de ahorrar, poner tu dinero a producir rentabilidad.

Si tienes una meta fija de inversión anual puedes distribuirla, no necesariamente será el mismo porcentaje mes a mes, ya que como lo mencioné antes, durante el año hay variaciones que dependen de la temporada y eso no quiere decir que tus metas también deban cambiar, solo dice que debes distribuirlas de manera inteligente.

Una opción perfecta para invertir es Trii, una aplicación que te ayuda a invertir visualizando ese dinero como un ahorro y nombrando metas para cada inversión que te da rentabilidad sobre las inversiones.

Otra oportunidad de inversión es a2censo, plataforma pensada en el modelo crowdfunding que te pone en contacto con empresarios innovadores, tú eliges con qué proyecto te sientes identificado y te conviertes en inversionista, apoyando empresas que construyen país. 

La mejor manera de potencializar tus ahorros es invirtiendo, así se transforman en una nueva fuente de ingresos.

El privilegio de tener un presupuesto familiar bien construido es que, a medida que pase el tiempo, verás como se hace más fácil controlar los gastos, la manera como influye esto en tu estabilidad económica y el efecto positivo que tiene en la calidad de vida de tu unidad familiar.

Antes de empezar, ten en cuenta:

  • Haz de este proceso un trabajo en equipo, los más jóvenes en casa pueden ser parte del proceso de economía familiar, hay formas muy interesantes para ayudarles a pensar en emprendimientos innovadores.
  • No te presiones pensando en hacerlo todo perfecto la primera vez, es muy valioso aprender de los errores, analiza qué valores subestimaste en tu presupuesto y utiliza esta información para tener mejor control de tus gastos.
  • Usa un calendario para monitorear tu presupuesto y tener claras las fechas vinculadas a tus objetivos.
  • El objetivo del presupuesto familiar es darte calidad de vida y estabilidad financiera, no es un trabajo, es parte de la vida familiar y te traerá muchos beneficios.

Ahora que estás listo es momento de empezar tu presupuesto. 

¡Necesitas tranquilidad financiera y vamos a encontrarla, iniciando con un buen presupuesto familiar!

También puedes leer